Tamizaje auditivo

Por:  Olga Patricia Porras Albarracín

FONOAUDIÓLOGA 

Ciclo educación infantil y primaria

 

Tamizaje auditivo ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

 

La audición se puede evaluar a través de diversos tipos de exámenes (algunos más simples o complejos que otros) que permiten determinar el grado de la pérdida auditiva y la localización de la lesión y/o problema. 

 

 La audiometría corresponde a un examen básico y fundamental en la medición de la audición. Es uno de los exámenes más solicitado dado a su practicidad, eficiencia, economía y accesibilidad.  Este examen es realizado por profesionales Fonoaudiólogos. Con la audiometría se busca determinar el umbral auditivo, es decir, descubrir cuál es la intensidad mínima (volumen) que puede escuchar una persona en cada una de las frecuencias evaluadas.  La audiometría es realizada con un aparato electrónico llamado audiómetro, el cual genera un tono (un sonido) que es enviado a través de unos fonos (tipo audífonos) hacia el oído y/o a través de un vibrador óseo (tipo cintillo) que se coloca detrás de la oreja (en el hueso mastoides). El examen es realizado dentro de una cabina sonoamortiguada, un espacio aislado totalmente del ruido exterior. 

 

 Los umbrales auditivos se miden en decibeles y las frecuencias en hertz. La audiometría evalúa las frecuencias 250 - 500 - 1000 - 2000 - 3000 - 4000 - 6000 y 8000 Hz, donde la frecuencia 250 corresponde al sonido más grave (ronco) y la frecuencia 8000 al sonido más agudo (chillido). El informe escrito se llama audiograma, donde las frecuencias se colocan de izquierda a derecha y los decibeles de arriba hacia abajo. El oído izquierdo se marca con una cruz azul y el oído derecho con un círculo rojo. 

Audiograma de audición normal, por debajo de los 20db
Audiograma de audición normal, por debajo de los 20db

Las pérdidas auditivas pueden ser calificadas de la siguiente manera: 

 

- 5 a 20 dB  - >  Audición normal

20 a 40 dB  - >  Hipoacusia leve

40 a 70 dB  ->   Hipoacusia moderada

70 a 90 dB  ->   Hipoacusia severa

+ de 90 dB ->   Hipoacusia profunda

 

¿Cómo se realiza la audiometría?

Una vez que la persona se encuentra con los audífonos puestos y dentro de la cámara silente; el fonoaudiólogo comienza a enviar una serie de sonidos a través del audiómetro. La persona debe levantar la mano o apretar un botón cada vez que escuche el sonido, por mínimo que sea. 

 

 ¿Quiénes se pueden realizar una audiometría? 

La audiometría puede ser realizada en todas las personas que sean capaces de responder voluntariamente ante la presencia de un sonido. Es por esto que no puede ser realizada en recién nacidos, por ejemplo. En estos casos se utilizan otros tipos de exámenes que no requieren de la colaboración de la persona. 

 

¿Cuándo es necesario hacerse una audiometría?

La audiometría puede ser realizada cuando existe alguna sospecha de pérdida auditiva o de forma preventiva; puede ser realizada para establecer un diagnóstico médico, medir los avances de algún tratamiento y/o para determinar las necesidades auditivas para la implementación de audífonos. 

 

 

Referencias: 

1. Goycoolea M. Métodos de evaluación auditiva. Clínica las Condes. Vol. 14 N°1

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    edgardo rangel (miércoles, 28 marzo 2018 09:37)

    buen dia la presente es para inforarme si ustedes consiguen o venden el cintillo oseo para una niña de 3 años de edad gracias por su atencion
    espero su pronta respuesta a este correo ingearc.23@gmail.com