Actividades de estimulación lingüística prejardin (3 – 4 años)

Por: MARITZA PABÓN MEDINA

Fonoaudióloga

Universidad de Pamplona


El desarrollo del lenguaje involucra no solo la habilidad de “hablar”,  para que un niño se comunique de manera competente es necesario que desarrolle una serie de habilidades visuales, auditivas, táctiles, motrices y cognitivas  como conductas precursoras del lenguaje y del habla.

Se retoma información literal para precisar las características del desarrollo del lenguaje en el niño de 18 meses a 3 años.  (DESARROLLO DEL LENGUAJE EN EL NIÑO DE 0 A 6 AÑOS ... www.waece.org/biblioteca/pdfs/d059.pdf)


“El habla y el lenguaje normal del niño de 3 años:

Alrededor de los 3 años el niño ha adquirido muchas palabras nuevas aproximándose a 1,200 el número de las que expresa. 


El niño de esta edad usa frases y contesta a preguntas simples. 

Aprende con facilidad versos y canciones sencillas. 

Emplea oraciones subordinadas  (hazlo como te dijo la miss, oímos que los niños cantaban,  bajamos las naranjas que estaban maduras, etc.) aunque gramaticalmente no siempre sean correctas.

•  Entiende y produce frases de tiempo como: “ayer”, el lunes”, “hora de la comida”, “esta noche”, “todos los días”.

•  Usa palabras para relacionar observaciones, conceptos e ideas.

•  Frecuentemente practica hablando consigo mismo.

•  Empieza a comprender oraciones de lugar, tales como: “pon el cubo (debajo, enfrente, detrás) de la silla. Sin embargo, le es difícil entender: “al lado”.

•  Conoce su apellido, sexo, el nombre de la calle en donde vive y algunas rimas infantiles.

•  Puede hablar de un cuento o relacionar una idea u objeto.

•  Usa oraciones compuestas de 4 a 5 palabras.

•  Aparecen oraciones adverbiales introducidas por preposiciones: “está en la escuela”.

•  Puede pronunciar, al menos, los sonidos de los siguientes fonemas: /m/, /n/, /p/, /w/, /t/, /k/, /b/, /j/, /l/, /s/, /ch/.

•  Usa formas posesivas como: “mío”, “mía”, “tuyo”, “de”, más el nombre (de mi mamá), y los pronombres reflexivos “te” y “se”.

•  Usa formas verbales simples y complejas tales como: “estoy jugando”, “voy a jugar”.

•  Usa las oraciones de negación utilizando palabras tales como: nada”, “nunca”, “nadie” y “ni”.

A continuación se sugiere una serie de actividades a implementar dentro del aula de clase.

  

De 2 años y medio:

- Permítale al niño que responda a preguntas simples.

- Describa lo que está haciendo, planeando o pensando.

- Exponga al niño a constantes experiencias nuevas y háblele acerca de ellas, durante y después del evento.

- Formúlele preguntas para estimular su lenguaje y pensamiento.

- Extienda las expresiones del niño. Por ejemplo, si dice “más jugo”, se le responde “Carlos quiere más jugo”.

- Introduzca vocabulario y conceptos nuevos de una manera regular.


En la construcción de oraciones permita y estimule al niño para que construya oraciones que involucre sujeto + verbo + complemento; utilizando clases de palabras y funciones como sustantivos, adjetivos, verbos y adverbios. 


Finalmente continúe favoreciendo el tono muscular de los órganos que intervienen en el habla. Para lo cual es importante tener en cuenta a la hora de comer:


La hora de la comida no debe durar menos de 20 minutos ni más de 45. Si el niño es muy lento y se alarga mucho, pedir que le llenen poco el plato (es mejor que pida más si tiene hambre) y pon un reloj encima de la mesa, enseñándole el tiempo que hay para comer. Si pasado ese tiempo no ha terminado, retírale el plato y no le des nada de comer hasta que sea la hora de la siguiente toma. Así tendrá hambre y comerá más rápido.


Los niños aprenden por imitación, así que la mejor manera de enseñarle es dándole buen ejemplo. Procura comer con él al menos una vez al día y cuando mastiques, exagera mucho tus gestos y hazlos lentamente. Demuéstrale que comes despacio, sin prisas, así intuirá que él debe hacer lo mismo. Esto permitirá que el niño se fije en tu boca y reconozca la importancia de masticar y utilizar la lengua al comer, ejercicios importantes para fortalecer estos músculos que intervienen en el habla.


 De 3 años:

- utilice un lenguaje sencillo y claro.

- Extienda su conversación, alargue las frases,, esto las enriquecerá. Por ejemplo “Miss agua”, el interlocutor debe expandir: “quieres tomar – hace calor, tienes mucha sed”.

- Enséñele relaciones entre palabras, objetos e ideas.

- Dejar que el niño se exprese, no interrumpir al niño en el momento que esté intentando expresar algo.  Permita que el niño organice sus ideas y palabras para expresarse, hay que tener en cuenta que el niño está construyendo su lenguaje por lo que su procesamiento es más lento que el del adulto.

- Ayude al niño a contar cuentos usando libros y dibujos.

- Léale cuentos largos. Leer un cuento que tenga dibujos grandes y vistosos para que luego pueda identificar en ellos a los personajes del cuento y pueda relatar las escenas y cuando ya sepa el cuento dejar que sea el niño el que lo cuente.

- Crear situaciones comunicativas, preguntándole al niño como le ha ido en el día, que ha comido, que juegos ha hecho con sus amigos.

- Ejercicios de asociación auditiva: Decir cosas que empiecen por:

• "a" como avión, abeja…

• "e" como elefante, enano, …

• "t" como tomate, tambor…

Escribir comentario

Comentarios: 0