El CES en la cumbre líderes por la educación

Cumbre Líderes por la Educación Expertos nacionales e internacionales de la eduación se dieron cita en el evento educativo más importante del año. Foto: Carlos Julio Martínez/SEMANA
Cumbre Líderes por la Educación Expertos nacionales e internacionales de la eduación se dieron cita en el evento educativo más importante del año. Foto: Carlos Julio Martínez/SEMANA

Por: Paulo Andrés Valencia / Director Académico

 

Esta presentación no será un resumen de cada una de las ponencias a las que asistimos entre el 29 y 30 de Abril pasados en el Gimnasio Moderno de Bogotá en el marco de los 100 años de esa innovación pedagógica, por el contrario, será una presentación de los aportes que como Colegio Bilingüe Espíritu Santo hicimos, además señalaremos algunos temas de discusión que se están dando en el ámbito pedagógico y que pueden ayudar a complejizar el acto educativo de formación.

 

Tal vez el aporte más importante que hicimos fue plantear el rol que tienen las familias dentro del proceso educativo, ya que éste aspecto de la educación fue el principal ausente en la Cumbre Líderes por la educación. Y como es claro en el CES, para nosotros el primer líder en la educación de los hijos, es la familia.

 

Para empezar es importante recalcar la preponderancia que se le dio al papel del contexto en la educación, hoy en día es claro que el conocimiento es situado, es decir, que se da en unas realidades e historias particulares y que la escuela debe atender el llamado a entender el entorno como las relaciones que se tejen entre las personas, las historias, los deseos, las aspiraciones, el ambiente, el espacio físico y el sinfín de posibilidades que emergen al momento de contextualizar y por ende, relativizar las posturas de manera que permitan construir diálogos entre los distintos agentes. En otras palabras, la educación debe preparar para lo desconocido, partiendo de una actitud de asombro pero no de miedo frente a lo novedoso, lo que se traduce en palabras del Dr. Rodolfo Llinás es “en la naturaleza no hay misterios, sólo hay situaciones desconocidas”.

Dr. Rodolfo Llinás
El científico Rodolfo Llinás habló sobre la importancia de las humanidades en la eduación en un panel con Moisés Wasserman y Antanas Mockus.Foto: Carlos Julio Martínez/SEMANA

Esto nos lleva a una gran tensión que es bastante conocida por los maestros, ¿cómo articular la situación que se da en un curso que está lleno de individuos con sus particularidades y la necesidad de atender al grupo completo para cumplir con expectativas impuestas por el sistema desde afuera, como por ejemplo las expectativas de los padres y los estándares Ministeriales?

 

Pues bien, una forma de resolver esta tensión la da el uso de la tecnología, en donde el trabajo colaborativo es esencial para incluir la mayor cantidad de voces posibles, ejemplo de esto es el documental “La educación prohibida” que pueden ver en internet, y que tiene a la fecha más de 9 millones de reproducciones, en este documental se presentan situaciones entre los distintos actores educativos, niños, docentes, entes gubernamentales, familias, cada una con necesidades e ilusiones distintas que se logran ensamblar en varios proyectos a nivel mundial.

 

Tal vez lo más relevante del aspecto de ‘incluir voces’ fue la asociación de los empresarios con las políticas educativas. Los empresarios entienden la relevancia de su papel en la construcción de ciudadanía más allá de buscar buenos empleados para sus proyectos, lo que pretenden es abrir los muros de las escuelas y mostrar otras realidades a los futuros profesionales, una de las más llamativas es ver cómo las carreras “tradicionales” (Derecho, Ingeniería, Medicina…) deben tener enfoques distintos y reconocer la crisis que vive la educación superior en donde las Universidades, como entes gigantes y poco efectivos, se rezagan frente a la co-creación de conocimiento y por ende se distancian de las necesidades de la empresa, que en palabras de David Bojanini –Presidente del grupo SURA- es “la capacidad de crear cambios con posibilidad de tomar decisiones adaptativas”.

 

David Perkins habló sobre su insigne teoría: educar para lo desconocido. Foto: Carlos Julio Martínez/SEMANA
David Perkins habló sobre su insigne teoría: educar para lo desconocido. Foto: Carlos Julio Martínez/SEMANA

Por último y como es previsible, se puso en discusión el rol de los maestros, lo más interesante a este respecto fue el consenso en que los docentes debemos FORMAR a los estudiantes más que INFORMARLOS. Se señaló la irrelevancia de los datos particulares en los contenidos de las materias y se exaltó la labor docente como la gran posibilidad que tenemos de ayudar en el DESARROLLO HUMANO de los estudiantes, en donde las dimensiones pensar, comunicar y convivir reemplazan a las tradicionales, conocer, instruir y obedecer, que nos legó la industrialización.

Fotografías tomadas de la Revista Semana

Escribir comentario

Comentarios: 0