Prejardín juega con el color

Siguiendo los postulados de Loris Malaguzzi,   la Pineja Reggiana provoca en los niños cien maneras diferentes para aprender.

 

Es así como los estudiantes de prejardín se sumergieron en el color,  exploraron con la piel,  el olfato y el gusto las diferentes tonalidades y combinaciones del color.

 

Esta forma de aprendizaje no se limita a escribir el nombre de un color y a hacer una plana con esa palabra;  sino que permite que el niño explore con todo su cuerpo,  las infinitas posibilidades de los colores.  

 

En esta experiencia significativa el niño relaciona nociones y conceptos,  amplía su vocabulario,  empieza a formular hipótesis y fortalece su capacidad de aprender y reflexionar.

Escribir comentario

Comentarios: 0