Lunes 16 de Septiembre

Por: Juan David Luque

 

La ruta inicia su recorrido cerca de las 7:15 a.m. 6:15 hora de Colombia. Hay un transporte solo para nosotros y para nuestra mayor comodidad el recorrido está dividido en dos.

 

Cerca de las 8:30 llegamos al BOYS AND GIRLS CLUBS que es el sitio destinado para tomar nuestro programa. Allí fuimos recibidos por Amber, la profesora encargada. Ella nos hizo un recorrido por las instalaciones del Club. Este es la recuperación de una iglesia antigua. Fue convertida en club juvenil hace algunos años. Tiene sala actividades académicas, cocina, espacio para hablar, sala de juegos (hockey table, wii, x-box, otros, videojuegos, mesa de pool, tennis de mesa), sala de computadores, a las afueras hay cancha de basketball y puede acondicionarse para jugar micro.

 

Los muchachos hicieron su presentación y luego se dedicaron a decorar su nombre para poner sobre la mesa. Iniciaron con una actividad de speaking. En esta actividad inicial fue curiosa la cercanía que han creado algunos y la total disposición a ayudar a quien se siente perdido. Tuvimos un receso de 15 minutos para tomar el snack. Es muy interesante escuchar a los muchachos extrañar cosas que comúnmente no comen en Colombia pero que acá se convertirían en un manjar para ellos: un caldo, una arepa, en fin.

 

Durante el receso fuimos a la tienda más cercana a comprar cosas para comer pues lo que habían traído de casa no les gustó. En el siguiente bloque de clase, los chicos estuvieron en clase de gramática con el tema de descripciones. De esta clase salió una actividad en la cual tuvieron que interactuar y luego socializar con la profesora. De a poco los chicos van soltándose y yo tomo distancia para que se vean forzados a hacerlo y no esperen de mí la traducción. Pasamos a la media hora del almuerzo. Algunos no comieron pues aún no tenían hambre debido al snack. Entonces se dedicaron a jugar en la sala de juegos y otros decidieron salir a jugar micro. Terminado el espacio de almuerzo, regresaron al salón y trabajaron en un mapamundi, 5 minutos después fueron llevados a una actividad en exteriores..

Allí estuvieron con Amber y yo hablé con Brenda, coordinadora de familias, para socializar sobre el fin de semana y algunas inquietudes previamente enviadas a su correo. El personal que nos ha atendido durante estos días ha sido muy cálido, solícito y diligente para escucharnos y hacernos sentir bien. Brenda es un buen ejemplo de ello. Del mismo modo, conocí a Matthew coordinador del programa y a Tim director de la división escolar. Qué gente tan agradable.

 

Luego de la actividad en exteriores, los muchachos regresaron a trabajar en su libro y una vez terminaron organizaron todo el salón pues a esa hora empiezan a llegar chicos de otros colegios al club. Luego pasaron a la sala de juegos y ese tiempo es libre. Allí esperan por su ruta. Cada vez que sale un chico debe hacer check out del club. Son muy organizados.

 

Así transcurrió el primer día de los chicos en clase. Dibujos, sonrisas, juegos, frustraciones por el idioma, todo esto acompañó el primer día y supongo que también acompañará los demás. Los chicos que llegaron al club fueron muy queridos con los nuestros. Dijeron que yo era un niño muy grande pero que de igual manera era bienvenido al club. El club funciona además como asesoría de tareas y es administrado en parte por los niños. También tiene servicio de 6:00 p.m. a 10:00 p.m . para chicos más grandes. Los nuestros podrían ir tranquilamente a tener otro pido de actividades a esta hora.

Escribir comentario

Comentarios: 0