Carta de agradecimiento

AGRADECIMIENTOS

 

IDEAL SUEÑO, es la META de una maestra que vive y trabaja sin descanso y sin fecha en el calendario hasta lograr ¿cómo hacer posible que los niños vivan al 100% la felicidad de aprender?

 

OPORTUNIDAD, es atrapar en el tiempo ese sueño y hacerlo realidad, no importa lo que a su alrededor aparezca, inconvenientes, desconfianza, desconocimiento del servicio que ofrece, nada mientras el que lo sueña se tenga confianza para hacerlo y luego merecerse el placer de disfrutarlo.

 

SERVICIO, es entregarse con pasión a la tarea que no es trabajo, es goce, placer, realización personal.

 

AGRADECIMIENTO, es el reconocimiento de gratitud a quienes contribuyen sin condición alguna, a cristalizar ese sueño, esos son los grandes amigos y colaboradores, ellos son los verdaderos gestores y los que merecen mi admiración, respeto y cariño eterno.

 

El 10 de abril, debe registrarse en la vida del colegio, como el acontecimiento más trascendental.

 

LA PINEJA REGGIANA, abrió su talanquera para que los niños descubrieran ese maravilloso mundo de posibilidades y aprovechen los cien lenguajes que Dios les da para aprender.

 

Al Shower, por supuesto llegó con el regalo más grande, Dios, estuvo presente jugando con los niños, vigilando todos sus movimientos, comió ponqué, cantó y celebró; luego y después que término toda la celebración, envió la lluvia.

 

En el rostro y corazón de todos los niños, quedó como una impronta, ese maravilloso día, donde era todo asombro, por los espacios, los rincones, los juegos, todo nuevo, todo desconocido por ellos y ese final feliz, el picnic, la torta, la canción de LA PINEJA REGGIANA, el Atelier y las maestras que con su corazón, su espíritu, su compromiso ratificaron que son los seres más maravillosos, que saben que los niños están hechos de cien alegrías, para cantar, entender, cien mundos que descubrir, inventar, cien mundos para soñar en LA PINEJA REGGIANA, sumados a éste proyecto el equipo administrativo, rector, director académico, coordinadores y demás staff de servicio educativo que el colegio tiene, son excepcionalmente comprometidos con los niños que en esta primera etapa de su vida, tienen derecho a lo mejor.

 

 

A mí, me quedó mi corazón y mi alma con un sentimiento inmenso de agradecimiento a Dios por su infinita bondad, por ofrecerle a los niños el mejor espacio para compartir y ser felices, un reconocimiento inmenso de admiración por todo el equipo humano de docentes, empleados de servicio, que hicieron posible que este proyecto cumpla su gran objetivo en el aprendizaje, orden, cuidado y la satisfacción que las familias entendieron que LA PINEJA REGGIANA es el mejor espacio para estudiar sus hijos.

 

Mil y mil y mil y mil gracias

 

 

PAULA RODRÍGUEZ DE PARDO

Directora General

 

Escribir comentario

Comentarios: 0