Entrega de La Pineja a sus dueños

Villavicencio, 04 de abril de 2013

 

Apreciados Padres de Familia:

 

Los primeros cinco años de la vida de un niño son absolutamente fundamentales para su futuro. Los grandes pedagogos y educadores, realizan investigaciones y esfuerzos enormes por aportar teorías y prácticas educativas para los niños de estas edades.

 

El Colegio Bilingüe Espíritu Santo suma a su vasta experiencia educativa con los niños pequeños el Modelo Reggio Emilia al Proyecto Educativo Institucional con el único propósito de buscar “Que los niños vivan al cien por ciento la Felicidad de Aprender”

 

 

El entorno en donde sus hijos pequeños desarrollan las actividades del día a día es uno de los factores claves de éxito de la Propuesta Reggiana. Hemos adecuado dos ambientes sensacionales para sus hijos: uno en la Ciudadela del Saber y otro en la Sede Campestre “La Pineja”.

 

Durante el 2013 los niños del Ciclo de Educación Infantil asistirán a “La Pineja” en los siguientes días:
Lunes: Transición,Martes y Jueves: Jardín,Miércoles y Viernes: Párvulos y Pre jardín.
Los horarios para ingreso y salida de los niños no tienen ninguna variación.
Transición:  6:45 a.m. a 3:00 p.m.Párvulos, Prejardin y Jardín: 7:30 a.m. a 1:00 p.m.

 

Existen dos alternativas para el traslado a “La Pineja”. En transporte particular, cada familia puede llevarlo y traerlo desde “La Pineja” o transporte escolar del colegio a la Pineja y viceversa. (Tiene un costo adicional de $ 5.000= por día).El servicio de Restaurante se prestará de manera normal en “La Pineja”.
Nos proponemos custodiar a sus hijos con todas nuestras fortalezas, con la ayuda de los Ángeles de la Guarda de todos y de cada uno de los niños (y profesores) y a la Sombra del Espíritu Santo. 

 

El miércoles 10 de abril  les será entregada formalmente a los niños (exclusivamente) su sede en “La Pineja”. Será un día maravilloso para sus hijos. 
Ninguno puede faltar con su regalo. Es su “casa”: aprenderán rápido a cuidarla y a quererla. Todos hemos puesto nuestro granito de arena para que ellos (los niños) se la gocen, crezcan y maduren. ¡Vale la pena!.

 

Qué alegría! Saludos.

GERMÁN MILLÁN FRANCO

Rector

Escribir comentario

Comentarios: 0